20/2/18

Juego:: Resident Evil 4

Título Originalバイオハザード 4 (Baiohazādo Fō)
Aka: Resident Evil 4
País: Japón
Año: 2005
Productor: Hiroyuki Kobayashi 
Directores: Shinji Mikami
Música: Misao Senbongi, Shunsaku Uchiyama
Guión: Shinji Mikami, Haruo Murata




















¡¡¡CONTIENE SPOILERS:!!!!

-Hoy es catorce de febrero, Leon!

-¿eh? Para mí es todos los días, pequeña

*corre título:* RRRREEEESIDDEEENTTTT IIIIVVOOOOOLLL FOOOORRR

Una pequeña aclaración sobre la crítica anterior: al parecer tampoco era para tanto el susto del Gun Survival, mero shooter en primera persona sobre raíles que…hmm…un house of the dead de Resident Evil pa’ sacar dinero, ya está. En fin, sobre el 2005 llegaría la quinta entrega canónica de la franquicia más conocida dentro de los survival horror(cuya realización empezó en 1999). Juego de la infancia para muchísima gente, para mí desde luego no pero aun así, un pedazo de juego en el que un badass tiene que rescatar de los malos a una linda rubia cargada con unos misiles balísicos… este Luis… ¿había dicho que en este juego todos son unos cachondos? Si es que…

Si tienen algo en parecido Silent Hill y Resident Evil es que su cuarta entrega de la saga es distinta a sus antecesoras, presentan una idea innovadora de lo ya hecho y, sobretodo, después de ello la franquicia no remontó… Bueno, ejem, Capcom igual no, hizo los deberes y muy bien podríamos decir con su Remake en HD del RE1 el hype que se trae con el del 2, habrá que esperar un poco más…no como Konami y sus pachinkos…en fin…

Lo más interesante es que en palabras literales de la aquí mi contraportada del juego “Olvida el Suvival Horror, descubre un nuevo Resident Evil…”. Así es, este nuevo Resi no tiene un pito que ver con los anteriores a excepción de sus personajes principales (Leon, Ada, Wesker, etc). Un borrón y cuenta nueva que provó con suerte Capcom cuando las cosas le iban del carajo. Y tanto que le fue bien, a día de hoy muchos fans siguen jugándolo y considerándolo el mejor de todos, sacándoles mods de Leon con outfits de lo más extravagantes haciendo matanzas contra cientos Ganados, hasta otro donde es CJ en un San Andreas igualmente matando zombies (mucho tiempo libre).

Unos años más tarde de los incidentes vistos en RE2 y RE3, la verdad termina saliendo a la luz y el gobierno de los EE.UU. cesa de usar los servicios de Umbrella Inc. La Multinacional cae en picado por todos sus trapos sucios al descubierto y quiebra, terminando para siempre por todo el mal que ha provocado. Mas en este nuevo episodio de la saga, un nuevo renacer se cierne sobre la derruida empresa biológica, no todos están dispuestos a permitir que Umbrella caiga en el olvido, no tras todo el trabajo en armas y experimentos tan rentables e interesantes que guarda. Así y como nos lo dejó caer Wesker en Code Veronica, se proclama nuevo líder de la corporativa, focalizándose en hacerla resurgir de entre las cenizas y para ello fija la vista en un pueblo perdido de… ¿España?

Empezando con la historia y como ya lo comentó nuestro amigo Saddler al final, “odio ese cliché de las películas hollywoodienses”, Leon se verá inmerso en una lucha de poder entre una secta religiosa llamada los Iluminados y las ansias de poder de Wesker de conseguir un suculento y tenaz arma, un nuevo virus. Obvio que no va a ir a cogerlo el mismo, por ello y tal como aprendió de su encuentro con Chris mandará a varios conocidos nuestros…

Eso y la historia que envuelve a Luis y toda esa banda de campesinos locos es lo único sustancioso que nos podremos llevar a la boca, en cuanto a calidad de historia se refiere. El resto ya lo sabemos, pura acción basada en un shooter con un generoso arsenal, enemigos que pondrán a prueba nuestra munición y hierbas y, todo un generoso y apreciado lote de chistes y humor cínico a manos de Leon. Suponiendo que va dentro de esos cambios que realizaron, Capcom siempre ha sabido (y de forma bastante acertada además) meter un tipo de humor bastante peculiar, tanto por ser irrelevante como por no venir a contexto en varias situaciones. Eso es lo que se le llama “humor cheesy” (“Jill Sandwich”). Nunca me he quejado a cerca de esto porque considero que entre tantos enigmas y puzles siempre viene bien despejarse un poco pero RE4 usa SIEMPRE esto. Todos los diálogos estúpidos y vacíos entre nuestro protagonista y el resto se simplifican en meras burlas, provocaciones, chistes y demás banalidades donde el prota no para de hacerse el chulo cada vez que puede (que es siempre). No, si piensas que esto está mal, la verdad no lo creo. Fue un cambio bastante bien hecho con el que el jugador terminaba de tener todo lo que podía quererle pedir a RE: identificarse con un faker, rescatar a una chica tonta súper linda y matar a todos los hijos de puta que se le pusieran por delante oh hell yes welcome to the fucking USA.

Otro punto fuerte con el que juega a su favor este jueguito de auto inserción es el nuevo diseño de los enemigos y su concepto global. Por primera vez podemos observar que el enemigo, sea del tipo que sea, actúa en conjunto, unido bajo un mismo ideal; es inteligente. Esta IA es, bajo mi punto de vista, un gran pilar in game, no es matar zombies o perros o demás criaturas porque sí, porque te estorban…aquí te los cargas porque es que si no se va a liar una bien gorda. Todos ellos guardan y protegen lo que vas a buscar de alguna forma u otra. De hecho esto terminará por hacerte la puñeta en más de una ocasión, donde los campesinos o los iluminados del castillo te harán ir y volver de un sitio para otro quitándote a la culito respingón cada dos por tres. Ello en parte está bien pero por otra se puede volver muy muy pesado.

Anteriormente comenté superficialmente el tema de los monstruos. Denota un gran repertorio como interés por crear las monstruosidades más horrendas y feas que uno se pueda imaginar. Sobretodo creo que la implementación de los regeneradores fue la más acertada. Resultan un nuevo estilo de enemigo (como los crawler en los RE2) que sin ser especialmente aterradores lo consigue en su estilo de lucha. De la misma forma la caracterización de los villanos como personajes fundamentales del juego me parece acertadísima, teniendo un hilo de rechazo muy alto por parte del jugador a través de Leon.

El sistema de combate es espectacular, otro de los factores que Shinji Mikami puso sobre la mesa como medida de contención salvadora ante la caída en ventas de las anteriores entregas de la saga (Zero, Gun Survival, otros de Capcom…). Quizás resulte un tanto incómodo ingresar al inventario (tecla del SELECT) pero los demás controles son prácticos y útiles (se agradece que no haya combinación de teclas, a veces es molesto).

Llegados a este punto creo que como español que soy me siento en la necesidad de decirlo, ¿dónde se ubica de verdad el juego? Si no fuera por ese par de estúpidos nacionales al principio del juego juraría que Leon se encuentra en ¿México? Solo por las voces de los Ganados basta para corroborarlo….pendejo. Si el juego lo hubiera hecho Capcom NA pues ni me hubiera extrañado, total, los gringos no saben ni localizar nada que no fuera USA en el globo terrestre… pero como fue por mano de los japoneses, Capcom Japan, no sé qué pensar. ¿No les dio la gana, tal vez? Es posible, pues para otros títulos, no de RE sino de los videojuegos en general, incluso hay personal que viaja a los lugares donde quiere tomar inspiración, una lluvia de ideas a cerca del sitio para familiarizarse con lo que hará delante de su ordenador en el despacho. Tal vez venga alguno que otro a decirme que eso se va del presupuesto, ok pues entonces hay otras formas más económicas. Sato, el modelador 3D del SH Team tuvo que verse varias películas americanas para inspirarse en la creación de los personajes del Silent Hill 3 por ejemplo. Y ya si vemos que la moneda que se cursa en el juego son las pstas. pues qué quieres que te diga, poco les faltó para no ponernos en barcos rumbo a la conquista de América. Si vas a realizar un proyecto basado en referencias reales, al menos cuida los detalles un poco, sólo por los nativos (como paralelo que no viene a cuento podría citar a Hungría, país que se quejó públicamente sobre la película Hostel, pues ponía a su país a la altura del betún…).

Para terminar y una vez que como pendejo e imbécil que sabemos que somos, se nos abren dos misiones más, minijuegos podrían llamarse. En uno de ellos (Assignment Ada) manejaremos a Ada Wong, personaje tan sexy como misteriosa. Su implementación como bonus jugable aunque no obligatorio, arroja mucha más luz sobre los acontecimientos sucedidos en el juego base y responde a varios interrogantes que pudiéramos haber tenido o sino, explicar de una forma más amigable varios conceptos pero sobretodo, hablarnos de los planes de Wesker y por qué está tan interesado en el virus mutable. De duración corta y con una implementación igual de aprovechada que en el juego de Leon, la idea de maneja a Ada por los mismos escenarios que Leon en cuestión de minutos antes o después resulta espectacularmente bien realizada. No sé por qué pero creo que me lo pasé mejor jugando con ella que con El Americano. Después tenemos el otro…meh, muy de relleno como el The Merceneries, sabemos que lo iremos a jugar cuando andemos aburridos. Tanto esos dos como varios retos in-game voluntarios son para contentar al jugador hasta la salida del próximo juego.

Con todo y con esto RE4 es un juego al que se le puede desenmarañar mucho más, como el personaje del Buhonero, el más misterioso del juego (y cuyo origen es debate de creepypastas), o criticar más rudamente el comportamiento “de un agente especial enviado por el gobierno de los EE.UU.” que deja bastante que desear para su papel.



Eso sí, Ada con el traje militar está como un tren. 8/10

RE4

Assignment Ada

10/2/18

Histeria

Título Original: Histeria
aka: Histeria
Malasia, 2008, James Lee





















-¿Histeria?

+Depresión. El trauma viene provocado por recuerdos del incidente. El cerebro a veces nos engaña para protegernos.

-¿Qué intentarme decirme, doctor?

+Ella hizo algo, pero está convencida de que fue otra persona.

En un colegio para chicas, un grupo de seis amigas que se denominan como las “Pink Lady’s”, llevan a cabo un ritual de invocación demoníaco sacado de la Internet una noche de luna llena. Siendo parte de una broma pesada y bastante graciosa terminan siendo castigadas por sus maestros los primeros tres días del inicio de vacaciones para limpiar el colegio. A partir de ese entonces las chicas empiezan a morir una tras otra por algo que al parecer no es de este mundo…

Resulta mínimo curioso verse alguna producción del cine malayo, empresa que aún a día de hoy no tiene mucho reconocimiento mundial y menos que uno se sepa algún que otro director. Es siempre interesante ver qué puede ofrecer un “país desconocido” al mundillo del cine de terror, como es el caso. Malasia y si nos guiamos por su recorrido cinematográfico a lo largo del 2000, no ofrecía muchos productos del terror hasta el boom del 2007. Año clave y punto de partida para que una oleada de cintas de miedo salieran casi todos los años hasta nuestras fechas. Precisamente un año después, el prestigioso y galardonado director James Lee dirigió “Histeria”. 


Tras su paso por diversos festivales y premios a sus espaldas, James se aventuró entre cortos y producciones directo-a-video a realizar una obra con otro estilo, y con destino internacional. Personalmente pienso que aquel que quiera hacer una peli de terror sin muchas expectativas y quiera meramente experimentar con lo que haya hecho, un slasher resulta una buena opción. Es un tipo de filmes que uno ya sabe de qué van a ir antes de verlas, por lo que la magia de ver la peli se verá reducida a la forma en que nos es contada la historia, la originalidad del villano o asesino y, si procediese, alguna que otra circunstancia memorable para recordar y recomendar dicha película. Dicho esto y habiendo identificado a “Histeria” podemos hacernos, efectivamente, una idea de lo que vamos a presenciar.

Gracias a mi recorrido como cinéfilo del terror oriental, he podido asistir a cine de casi todos los países del sudeste asiático y créeme cuando te digo que tienen sus diferencias dentro del mismo mundillo. Tales son países como Tailandia o Indonesia, cuyas películas de miedo vienen marcadas por un fuerte aire cargado de tradiciones ligado a la magia negra, hechizos o vudú (Art of the Devil); se distinguen de sus compañeras sobre fantasmas de pelos largos vengativas de procedencia japonesa, coreana o china. Tal diferencia cultural se vuelve a poner de manifiesto en esta producción de la Tayangan Unggul, donde la invocación de un demonio más feo que su puta madre obrará horrores dantescos sobre las asustadas adolescentes.


Cuando anteriormente mencionaba varios aspectos que debían presentar unos buenos slashers si no querían que fueran olvidados estaban, y cito textualmente: “la historia, la originalidad del villano o asesino y, si procediese, alguna que otra circunstancia memorable para recordar y recomendar dicha película”. Para tener en correlación lo anterior con nuestra peli, sería una historia cuya narrativa es fantástica, el concepto del demonio y su modus operandi para matar es ingenioso y por último, las actuaciones y efectos especiales son una auténtica gozada.

Me sorprendió gratamente cuando la caracterización de las víctimas fue tomada en serio, dotándolas de un “background” o psicología que, oye, a pesar de ser algo escueto y sencillo resultaba convincente (algo más importante en estos casos). No son crías lloronas y miedicas que no paran de llorar, no son estereotipos mil veces vistos, no son…heroínas tampoco, sino que viendo su situación actúan todas a una (el ser amigas funciona acertadamente, bravo), e intentan escapar del peligro.

Además los ya nombrados efectos especiales son de la vieja escuela, una gozada inesperada. Gore a chorros y unos FX de maquillaje, iluminación y diseño del monstruo realmente sorprendentes. Sinceramente, les aplaudo.

Como dato curioso algún que otro actor uno lo ve como no que no se lo imagina encarnando a su personaje. Por poner un fugaz ejemplo, el detective que aparece un chulo o el novio de Alissa que se asemeja a un yonki.

Joyita desconocida que con un presupuesto de risa logra sacarle a uno cierta sonrisa de satisfacción, gracias.


8/10


6/2/18

Tunnel 3D

Título Original터널 3D (teo-neol 3D)
aka: Tunnel 3D
Corea del Sur, 2014, Park Gyoo-taek





















No entrar en este túnel: riesgo de derrumbe inminente

Un grupo de amigos en la edad de hacer el ganso acuden a una mina por la fiesta que va a dar el hijo del presidente-uno de los chicos- mientras que entre pitos y flautas matan a un “vagabundo que pasaba casual por allí”, terminan en el interior de una red de túneles apartados de los seguros, empiezan a sufrir una serie de “alucinaciones” y en fin….se les va la mano.

El creador de semejante basura radioactiva es un tipejo llamado Park Gyoo-taek (박규택) y el guionista al cargo un coreano de nombre Yoo Se-moon (유세문). En fin que este dúo a lo Zipi y Zape una tarde se pusieron a pensar que tarea útil a la humanidad podrían realizar y terminaron, entre copas y algunas ilegalidades de por medio lo más probable, por pensar que quizás hacer una peli de terror sería la opción más sabia. “Oye Zape-oppa, ¿qué te parece si hacemos una de esas películas que ya sabes, no te tardas nada en hacerlas pero sacas una buena tajada en taquilla?” “Hmmm….”-pensó Zipi-oppa- “¿te refieres a una peli de terror adolescente con una maldición de esas de….”. “¡Ehhxacto! Y le metemos una fantasma de esas que…” –dijo inspirado Yoo oppa- “busca venganza” –concluyó audazmente Park oppa. Si es que tampoco hay que ponerse mucho a pensar, ¿eh? Vamos que aquí este servidor también le gustaría hacer una Sadako 2018 version pero claro, bien hecha, que el pelo pantene oriental me pierde debo confesaros. Ejem, la cosa es que como bien podréis haber leído ya sabemos todos lo que vamos a presenciar.

La historia es: grupo de jóvenes con las hormonas revolucionadas + lugar donde quedan encerrados (una mina) + un fantasma o situación in situ que los va cazando uno por uno. Pongo el último requisito de esa manera porque además de ser el típico fantasma que va asesinando a un grupo de personas (slasher por definición), también es posible que el propio escenario “haga lo mismo”. Es decir, los personajes se confunden con lo que les rodea presas del pánico, psicotrópicos u otros factores. Véase Triangle, Cube, Pulse o Dark Forest (4 Horror Tales). Bueno, pues otra más para el montón. La historia aunque bien montada, carece de emoción y chispa. Es más de lo mismo y mal hecho, no asusta en ningún momento, no aterra, no utiliza bien sus elementos disponibles y se ríe de unos personajes ridículos ya de por sí. 

hostias, esto es mejor que la mano
Imagínate junto con tu grupo de amigos, ¿vale?, que os quedáis encerrados sin quererlo en una mina con una leyenda tenebrosa. Después de varias jodas con los amigos, os ponéis nerviosos y vais buscando un sitio por donde salir. Si a ello le sumamos la claustrofobia, el pánico a la oscuridad o la inminente paranoia del débil del grupo (el que se cree que todos vamos a morir), etc…todo ello desembocaría en una atmósfera de puro nerviosismo y stress que tarde o temprano enrarecería la atmósfera de tus compañeros. Nuestra comitiva flaquea mucho de todo y en todos los sentidos.

Para empezar uno no sabe quiénes son, cuáles son sus lazos, algo de su vida y tampoco se nos narra a lo largo del show. Digo esto más que nada para que me interesen un poco más y me preocupe por ellos cuando mueran. Me da hasta igual que su personalidad sea plana, pero al menos que me dan algo… Por si fuera poco la protagonista, el arco explicativo suyo, no le dan mucha credibilidad por no decir que no se lo termina de tragar uno. No de esa forma, la idea está bien pero la manera en la que se presenta no llega a cuajar. Un poco de esfuerzo sobre su pasado y haberlo plasmado de alguna forma, ya fuera mediante flashbacks o algo del estilo, hubiera bastado para darle algo de sentido. Después la caracterización, ya de por sí nula, del elenco de personajes es ridícula, sin empatía ninguna nos lanzan aquí a unos pringaos que “hacen cosas”. Falta de brío y menos horchata en las venas, que están muriendo tus amigos, por favor… De hecho, el único personaje que creo que está medio bien es la hija del presidente, la organizadora del evento. Mera secundaria en nuestra historia pero que las pocas veces que aparece uno se cree lo que está diciendo, cómo lo está diciendo y en fin, actúa con total naturalidad. No como el resto de mataos. 

esta chica es una pillina
Los efectos especiales son pa’ echarse a reír, como mínimo. A ver, igual me he pasado un poco, según dice el título está en un 3D que yo ni me he fijado durante todo el metraje. En fin, será porque no me alcanza para una tele 3D más unas gafas, problemas de pobres, discúlpenme. Digitalmente sí puedo romper una lanza a favor, ya que se la ve muy cuidada en ese aspecto. Yo hasta diría de más, creo que mostrarme con tanto “realismo” las caras de los personajes llega a agobiar un poco, mejor haber invertido esos esfuerzos en otros aspectos… pero eso ya a criterio personal. Y otra cosa bien distinta son las apariciones del fantasma y demás tecnicidades que uno se va dando cuenta a medida que se muestran en pantalla. Todo tan por ordenador que queda muy cutre y por ende, nada aterrador. La atmósfera de la mina se desaprovecha totalmente, no la explotan para nada, ni para crearle angustia a los personajes (no confundir con esos llantos y demás tonterías) ni tampoco para sumergir a esa maldición (que supuestamente hay) bajo un foso de incertidumbre y malas vibraciones. Que tanto el espectador como los personajes se sientan mal.

De hecho hasta los propios coreanos piensan lo mismo de su propia producción. Una obra que resultaba llamativa por seguir explotando el mito “del 3D en el cine mola más” y que a nadie le gusta. Otra para el montón que no merece la pena ser recordada… ¿o sí? ¿Tiene algo…de bueno? Pues sí, sí tiene algo bueno. Además de lo previamente comentado, las coreanas en bañador con sus respectivas insinuaciones están espectaculares. Yo, al igual que la hija del presidente, nos quedamos con ganas de más acción.



No malgastar el tiempo de tu vida en esta porquería mal hecha y sin ningún mérito. 

3/10

holi, voy a ser tu waifu

4/2/18

The Uninvited

Título Original4인용 식탁 (4 inyong shiktak)
aka: The Uninvited
Corea del Sur, 2003, Lee Soo-yeon





















¿2 mejor que 1?

Un decorador de interiores en vísperas de casarse tiene un extraño suceso una noche en el metro de vuelta a su casa. A los pocos días le empezarán a atormentar una serie de paranormales visiones relacionadas con ese incidente. Con el tiempo se encontrará con una misteriosa mujer a la que también hay algo que le perturba…

Película nacida en plena expansión del cine de terror con fantasmas de chicas que buscan venganza (Cello, Apartment 1303, The Wig, Phone, …). Y desde ya aviso a navegantes que esta peli engaña, y mucho. Al principio y durante una parte importante del metraje pareciera que “The Uninvited” recorrería los pasos de tantas otras de su mismo género, mas no será con la aparición de cierto personaje cuando todo cambie en pos de un intragable y denso melodrama.

Siendo la obra debut de la directora Lee Soo-yeon (이수연) se nos presenta una historia harta compleja y de larga duración (quitando el hecho de que dure dos horas). Como bien dije antes es un poco engañosa la película, ya que al principio nos da a entender que será otra de muchas donde un alma errante en busca de venganza irá matando a todas aquellas personas que rodeen al protagonista. De igual forma el protagonista, un decorador de interiores, empieza a tener extrañas visiones, hasta que un día se topa con una chica y es aquí donde se produce un importante punto de inflexión, la trama cambia su rumbo. De hecho nos preguntamos por qué nuestro protagonista se empieza a interesar por ella, y la forma en la que la peli lo lleva a cabo me hace dudar la propia guionista también lo tenía claro. Esa transfusión de conceptos es meramente artificial, mero capricho del guión. Nuestro protagonista lo tenía todo: era feliz, trabajo estable, una futura esposa con la que se casaría en una semana… ¿por qué? No se sabe, al igual que las aspiraciones de nuestros protagonistas, solo quieren olvidar lo pasado, dejar atrás las cosas que le hacen daño. 

dos locos haciendo de médicos

Es como si dos películas de terror separadas se unieran, sus tramas enturbian en demasía la idea original. No sé si para hacer la película más completa o “más original” pero el hecho es que se pierde en su búsqueda de dar terror. De eso pasa a un thriller muy pegajoso que avanza a paso de caracol. Tanto por las escenas típicas del cine oriental como por la tranquilidad exasperante con la que se toman las cosas. Ello no es algo necesariamente malo (la lentitud en el cine es buena, pero cuando se abusa de ella, se convierte en un problema molesto). Ojo, no por ello hace difícil de comprender o que cueste seguirle el hilo, este no es el caso.

Además la narrativa cuenta con varios flashbacks para darle más salsa a lo anterior, y entre idas y venidas queda una obra algo enrevesada que, aunque haya visto peores y más complejas, ninguna que se vuelva tan pesada por mero gusto. De hecho, y ya que hemos hablado de “pesos” el fim posee un inexistente interés por nuestros personajes secundarios, estando ahí para decorar, pero que no aportan nada a ninguno de nuestros principales. Si nos damos cuenta, al eliminarlos del guión, éste no se ve alterado de ninguna forma.

Dentro de todo esto, pudiera observarse con buenos ojos además, la psicología de la protagonista y cómo su historia va en su contra. Tanto ella como él son personajes más que bien definidos, cosa de agradecer, tanto como el desenlace. Como mínimo simbólico, reúne bajo la mesa de la cocina a nuestros 4 integrantes estrella del show (lo que vendría a ser el título coreano).

Cambiando de tercio me resulta como menos curioso el hecho de que nuestros secundarios sean los únicos con una carrera cinematográfica tras las espaldas que tengan experiencia en este tipo de films. Park Won-sang (박원상) (Two Moons, Ghost), Yoo Sun (유선) (Forbidden Cave, Black House o The Wig) y Jeong Wook (정욱) (Someone behind You).

Aunque tenga unas buenas actuaciones y un apartado técnico bastante notable no le quita lo otro: una dirección amena e interesante al espectador.



7/10


3/2/18

Dead Waves

Título Original: 死霊波 (Shiryouha)
aka: Dead Waves
Japón, 2005,Yoîchirô Hayama

cover JAP
cover internacional
















Kairo del chino

Un programa de televisión centrado en captar fenómenos paranormales durante exorcismos está cayendo en picado. Para remediarlo, su director da con el episodio perfecto que relance su programa, una casa donde una joven guapa encerrada en su cuarto es “protegida” por un hermano mayor medio loco de la cabeza. Entonces el director del show descubrirá la verdadera entidad del caso y tendrá que arreglárselas para lidiar contra sus propios temores y velar por el bien de la sociedad.

Nos movemos por el período de explotación del Sadanami 2000, ya saben, esas películas con fantasmas de pelos largos pantene ultra sedoso que claman venganza por su muerte injusta. Varios títulos salen casi todas las semanas y solo un puñado honrado de todo el J-Horror se destaca, entre ellas salió Pulse o Kairo como originalmente se llama. En tal película se nos narraba el extraño suceso que sucumbiría a toda la humanidad bajo el telón de lo sobrenatural, los espíritus malvados que, mediante las nuevas tecnologías se colarían en nuestro mundo. Si quieren saber más, lean mi crítica al respecto… Dead Waves aprovechó el éxito del film de Kurosawa para intentar crear una historia parecida, que bebiera directamente de ella, dentro de lo posible que le abarcara su escaso presupuesto. En este caso no tendríamos un apocalipsis inminente pero si una ola de suicidios en masa, tanto por tanto. Bien, el director al cargo es un tipo llamado Yoichiro Hayama cuyo debut la perpetró Shiryôha, esta misma obra. A partir de entonces realizará una variopinta y curiosa producción de cintas que, si bien desconozco la recepción en su país natal, sobre occidente pasarán bien desapercibidas (como más o menos esta película).

Si bien Dead Weaves no posee el complejo guión que Kiyoshi Kurosawa le dio a Kairo, sí que a su forma, y muy en correlación con la típica difícil narrativa de las películas de terror japonesas, se mantiene en un tanto equiparable en cuanto nos referimos a la consecución de las escenas y la propia historia. Esto hace que el espectador promedio que no esté acostumbrado a este tipo de obras termine por aburrirse bajo los factores meramente estéticos (que comentaremos después), sin prestarle atención ninguna a lo verdaderamente interesante, la trama. Digamos que aquí no importa qué película de terror hagas, sino más bien el cómo lo hagas. Eso cambia mucho las cosas, y si no os invito a echadle un ojo a la cartelera que llevamos soportando desde hace AÑOS. Shiryôha u “ondas muertas” trata de ese enlace, ese nexo que une al mundo del más allá con el nuestro, a través de las ondas de frecuencia de televisión. A determinada frecuencia, la puerta se abre, dejando pasar a multitud de seres fantasmagóricos que absorben las ganas de vivir de aquellos humanos que se encuentran. Sobre ello hay que añadir que la peli no se centra solamente en eso, también ahonda en dos subtramas pero que al final, están todas en el mismo saco. El pasado del protagonista y la maldición de la casa donde van a grabar su programa tienen su propio peso que ayudan a entender mejor de que va todo esto de las dead waves…

Remarcable de buenas maneras es su corta duración, la cinta de menos de noventa minutos puede dar una sensación totalmente opuesta (la cara opuesta de la misma moneda). Al ser una obra que no abarca más allá del “meh” nuestra paciencia con ella se estanca en el mero aburrimiento, haciendo que las ganas de que termine se vayan acentuando a cada plot-twist que se dé. También la estética juega mucho, una atmósfera denigrante ayuda al compás de una película que da a la perfección la idea que tiene en mente, depresión.

Por otro lado algo más desafortunado se encuentran los diálogos, sencillos y cortos pero a menudo, vacíos. Quitando unas pocas escenas interesantes, como por ejemplo, donde la película ahonda en el pasado personal del protagonista (el director del programa); el resto de las conversaciones son meras reflexiones surrealistas de unos locos o afirmaciones ya conocidas previamente por nosotros.

Como comenté hace un rato, la película al ser de bajo presupuesto tuvo que decidir si invertirlo en crear una buena historia (que así es) o bien tirarlo en mero apartado técnico (efectos especiales, actores famosillos, etc). De hecho esto último agrupa a la gran mayoría de producciones no solamente niponas u orientales, sino también extranjeras. La propia ambientación se basa en técnicas muy simples donde por ejemplo, para representar a los fantasmas, verás actores pintados y maquillados arrastrándose por el suelo. Esto hay gente a la que le ha gustado, a mí más bien me pareció cutre y hasta cómico, pues su puesta en escena no produce ni un ápice de temor. También el decorado se lleva otro punto negativo, planos y escenarios reciclados donde hasta en una ocasión será irrelevante (pantalla azul de fondo, exacto). ¿Ello le quita calidad? Hmm… yo creo que no necesariamente, tengamos en cuenta que el dinero escasea, lo importante es que el pastel no se nos queme en el horno, ya si le quieres poner tonterías por encima…

Con una banda sonora casi inexistente las actuaciones terminan la faena. Muy pero que muy pobres, forzadas reacciones faciales y molestas caras que hacen mucha gracia.

Lo mejor: La historia

Lo peor: El resto

Ver bajo propio riesgo, aunque apañada no será de gusto para todos.


6/10


24/1/18

Juego:: Resident Evil Code Veronica

Título Originalバイオハザード コードベロニカ (Baiohazādo Kōdo: Beronika)
aka: Resident Evil: Code Veronica
aka: Code Veronica X (remasterización del juego para varias plataformas con escenas nuevas...)
País: Japón
Año: 2000
Productor: Shinji Mikami, Katsuhiro Hasegawa
Director: Hiroki Katoh
Música: Takeshi Mura, Hiriji Anze, Sanae Kasahara





















Jo jo jo, con que así se ve Chris en una PS2

Tras el buen sabor de boca obtenido en el anterior Resident Evil: The Last Escape, el fenómeno Umbrella Corp. se seca las babas con la manga derecha mientras jurando venganza e impulsado por sus patas traseras apoyadas en la tapadera grisácea de un desgastado logo de una P y una S, salta y consigue alzarse…

-ejem…perdone…

… hunde sus terribles garras amarillentas y afiladas en una carcasa de un material levemente más rígido que su anterior plataforma. Más oscura y con una forma un tanto extraña. No por ello vacila y haciendo presión en la superficie conquista parte de su terreno mientras escala por un par de puertos USB y unas ranuras que en letras grandes rezan “MAGICGATE”…

-ejem…señor…esto…

…en una tierra inhóspita y virgen se erigen unos colosos de altura indescriptible mientras un joven a caballo cruza fronteras; un hombre que está convencido de haber recibido una carta de su difunta prometida se pasea perdido en la niebla; con una cinta en la frente y su mejor sigilo se desplaza tácticamente entre instalaciones codiciosamente protegidas un valiente; mientras, una mujer de armas tomar ingresa tras cambiar de compañía y con sus inseparables 9mm recorre el mundo tras la búsqueda de su madre y el misterio de su padre. Mientras tanto un campo de batalla se libra en la otra punta, soldados, muerte y sangre se libran en las trincheras de la Segunda Guerra Mundial…De pronto…el rugido característico que reinará desde el 2000 hasta 2007 en este universo interrumpe a todos….”alguien nuevo va a aparecer!” dicen a lo lejos…

-oiga…jeje…

…en el horizonte de tierra negra como el carbón una garra portadora del virus T hace fuerza por aferrarse al borde y tras jadear un poco, una mano le tiende la mano. “Tú…” le dice Capcom, “así es, llevémonos bien” le responde un sonriente Konami mientras por el rabillo del ojo le parece ver a Pyramid Head espada en mano hacia una joven indefensa…

-señor, ya basta!

-pero por qué me interrumpes? Estaba haciendo una intro bien chula para la crítica del Code Veronica, que es el que toca…

-es sobre eso…no es el que toca…

-pero cómo que no??!!

-jejeje, ha oído hablar del…*le susurra algo al oído*

-Survivor??? Y eso que es?

Pues al igual que en esta pequeña introducción me lancé bien ansioso a por la primera entrega de la franquicia japonesa en la nueva consola de SONY, la PlayStation 2. Siempre había escuchado que el Survivor era un juego de tiros en primera persona, pero tras informarme un poco (cuidando los spoilers) tiene más tralla de la que decían. Desde ya les pido perdón y no me hagan un “¿Quieres STARS? Te daré STARS!” al puro estilo respeta el orden, puto.

Gracias al cielo que Survivor es un universo a parte del canónico. En este caso como viene siendo normal de cada entrega hasta la fecha, es hora de hacer regresar a nuestra adorable y joven Claire con un apuesto y bello Chris. Los hermanos Redfield unidos contra la empresa del paragüas rojo y blanco más terrorífico del mundo. Y tras infiltrarse nuestra joven con la chupa de motorista rockera en las instalaciones de Umbrella, es apresada y enviada a una isla prisión. ¿Qué le deparará? ¿Cómo logrará escapar?

Me resulta curiosa una cosa, ¿nunca habéis jugado a algo por el mero hecho de pasárselo porque no os llega a convencer? Esperen que baje a mi refugio nuclear antes de que lo diga. Subjetivamente no es un juego que me guste, no tiene esa esencia, ese sentimiento de “yo de aquí no me muevo hasta que se me caigan los dedos”. Quizás sea que nunca terminé de simpatizar con Claire o que el juego nos cuelga un cartel de “el chico de los recados” ¡y tenemos que ir y volver de una punta a otra de la isla cada dos por tres! En serio, no.

Sin armas e indefensa rápidamente nos hacemos amigos de un tipo que no será ni más ni menos que otro de los muchos motivos por los que tendrás que volverte al escenario principal por veinteava vez al cubo. ¿Pero que son estas formas de marear al jugador? O sea, ya en serio, a veces son por cosas muy estúpidas que bien podrían haberlas cambiado de otra forma y que fueran más accesibles al jugador. La prisión, el centro de entrenamiento, el palacio de los Ashford, la casita de los hermanos y la plataforma marina…no mames wey (y eso del primer mapa).

La programación y el posterior ensamblado de todos los niveles en ese orden tan diabólicamente ordenado y preciso en el que se establecen a lo largo del juego es la llama viva del innegable éxito de los juegos de Resident Evil. Quieres plataformas, quieres que te sorprendan, quieres matar zombies y quieres hacer puzles ¿y lo quieres todo a la vez sin esperar tiempos de carga molestos? De seguro Code Veronica te encantará, hazme caso. Pero…(pueden decir algunos) eso que comentas…ya lo tienen los anteriores…cierto, así es pero en esta ocasión, y déjame relacionarlo con lo comentado hace un poquito, tenemos a nuestra disposición un mapa ENORME y cuando ENORME quiero decir que es un sandbox que te cagas. Y además con lo dicho, unos tiempos de carga casi inexistentes.

Pero vamos, sí, vayamos a hablar del fuerte/talón de Aquiles de los Resi, la historia. A su vez es más simple que hacer una tortilla pero…

-perdone señor pero ud no sa-

-cállate! No ves que…es simple metáfora! Bueno volviendo a donde estábamos, ejem. Con una organización criminal que intenta conquistar el mundo resulta muy sencillo plantearse nuestro papel en los videojuegos, estar más cerca de derrotarlos. Code Veronica no sigue mostrándonos los planes malévolos de Umbrella por tomar el control del planeta, ahonda en la familia de los Ashford, una clase aristocrática hundida en deudas y que sin ninguna reputación tuvo que pedir apoyo al paragüas rojiblanco para salir del paso. Resulta muy interesante cómo se nos es dado toda esta información.

Los gráficos, pues a ver…dejémoslo en OK y no entramos en discusiones. Quiero decir, estamos a inicios del 2000, no hay punto de comparación con, por ejemplo su posterior Resident Evil 4. Hay una gran diferencia y algunos ítems tienen una renderización de la PSX, sino observen los candelabros, ese fuego…a ver, a ver, ¿eh?

Código Verónica sufrió una remasterización, Verónica X, que es igual que el otro pero con nuevas escenas no vistas en la versión de Dreamcast y Steve tenía un corte de pelo distinto. En sí no es un mal juego, vuelve a hacer exactamente con otros personajes y ambientación. La fórmula se repite con jefes más feos y abominables que antes (en serio, Capcom me está empezando a asustar con ese fetiche suyo de las mutaciones por virus). Al igual que en el 3 tenemos momentos de dramas pero que aquí sí están bien construidos, quiero decir, los personajes que hay, se quedan con nosotros, jugadores, durante largo rato, eso es bueno. Es bueno porque podemos simpatizar y sobretodo recordarles después de haber terminado de jugar.

El 1 tenía a los militares del equipo bravo, el 2 a la niña y el médico con su esposa, el 3 los mercenarios…eran personajes que oye, ahí estaban pero… ¿no eran insignificantes? Aquí suelen correr su misma suerte pero el juego se esfuerza (y correctamente desde mi punto de vista) en esbozarles una historia personal, con un “background” de fondo.

La dificultad es otro “problema” al que nos enfrentamos si lo jugamos por primera vez. He puesto lo anterior entre comillas porque es subjetivo, dependiendo de la persona y destreza aunque dudo bastante que pueda ahorrar tantas balas y vidas sin tener en mente lo que le depara (o sea, jugando por primera vez, que es el caso). Por lo tanto nos pasaremos gran parte del gameplay rezándole a diosito para que nos baje una caja con cartuchos o una hierba verde que esnifarnos…la cosa está complicada…y más cuando nos cambian áreas con enemigos más resistentes cuando nos regresamos…ya entendéis la dinámica esa.


En fin, nos damos cuenta que aquí hay una de cal y otra de arena… pero bueno, que para nada es un mal juego y tiene también sus horas de diversión tras las espaldas. Por todo ello le doy un 7 de puntuación. Nada mal, pero mejorable. Eso sí, no lo pienso volver a jugar hasta uff…


20/1/18

Two Moons

Título Original: 두 개의 달 (Doo Gae-eui Dal)
aka: Two Moons
Corea del Sur, 2012, Kim Dong-bin (김동빈)





















Mucho que ofrecer, poco para dar

Unos extraños despiertan en la noche dentro del sótano de una casa en mitad de un bosque, sin saber nada ni a nadie tendrán que descubrir por qué están ahí. Si te ha gustado mi sinopsis muy mal, te acabo de hypear.

El director del desastre de “The Ring Virus 1999” termina su carrera cinematográfica hasta el momento con este sobrenatural film con toques de un humor…algo carismático a pesar de ser bastante olvidable. No son muchas sus obras en su filmografía y a más de uno nada más leer que se llama Kim Dong-Bin se le habrá olvidado su nombre.

La película es tan clara consigo misma que aburre, no se sabe cómo lo logra pero aún así consigue mantenerte con la vista en lo que está pasando. Tiene ese algo que te gusta y aunque sabes que no estás viendo un peliculón ni mucho menos, es estretenida. Resulta la palabra ideal, el entretenimiento tonto y perezoso que te hace seguir viéndola, “puff…si tampoco está tan mal...bueno…”. En fin, de fin de semana en la hora de la siesta.

Este género de fantasmas está tan demacrado que cuando sale una nueva cinta intentan meterle algo nuevo y fresco para resultar ameno al espectador y que no se nos duerma en la butaca. Ello mismo nos ofrece Two Moons, sin spoilear sólo diré que al igual que el film, no es todo lo que parece y tarda bastante poco en hacérnoslo saber. Por lo que podría decirse que la dirección aquí presente es aceptable, de hecho las escenas y acontecimientos guardan relación y tienen sentido hasta que termina la obra. El pero viene en el poco “brío” que se le presenta, tampoco es que resulte lenta ni mucho menos pero se desarrollan varios arcos muy lentos, cuando, en vez de alargarlos, podrían haber metido nuevo contenido o algún que otro giro sorpresivo que hubiera bastado, en vez que coger el móvil en un par de ocasiones…

Repito, no es aburrida, tiene su clímax, a su forma y muy poco impactante pero bueno…por lo menos no es Sadako 3D. Terminando con la historia estaría bien recordar esos fashbacks que entre medias dan a conocer más sobre los acontecimientos, ello se relaciona con nuestros personajes. Creo que resulta agradable cuando una película se cierra en su propio halo de misterio y los personajes son tan ignorantes como nosotros, meros observadores, de lo que ocurrirá más adelante, o en nuestro caso, lo que ha sucedido.

Acompañando al humor antes mencionado me gustaría decir que la película no es un cachondeo, es decir, a uno le sugiere que está en clave de humor por varias aptitudes, diálogos y demás tips in filme. De hecho es de terror pero no a lo que nos tienen acostumbrados las pelis de fantasmas vengativas, en eso y en un pequeño plot twist se separa de su género.

En cuanto al reparto tenemos caras conocidas, unas más que otras. Entre los protagonistas Park Han-byul (박한별) (Size 55, Yoga o Whisperings Corridors 3) como la chica misteriosa, Kim Ji-suk (김지석) (Paparoti, The Slave Hunters, Eye for an Eye) en el joven asustadizo y la joven Park Jin-joo

(박진주) como la nena linda y guapa. En los secundarios se encuentran la veterana Ra Mi-ran (라미란) (High Society, Ordinary Person, The Himalayas, Horror Stories 1), la atractiva Ha Eun-sul (하은설) (Zombie School, Distric 820, Knock) o a Bae Yong-geun (배용근) (Fabricated City, National Security, The Coast Guard).

Un detalle que me pareció genial es que para darnos a entender la situación en la que se encuentran los personajes no recurren al famoso susto fácil (empezando a romper por aquel entonces) ni demasiadas fantasmadas. Todo es mera ambientación (la escena del bosque) y alguna que otra pequeña aparición (genial uso de “las cámaras”). No digo más, ya si la ven sabrán a qué me refiero.



No busquen nada bueno ni excitante pero si sólo es para echar el rato, es una buena opción, 6